Historia: Miguel Angel y los probióticos

Miguel Angel Llorente es la persona que está detrás del Lab de mindfoodbiotics y en este caso concreto del  mindfoodchucrut, cuya fórmula ha diseñado  a partir de los  conocimientos que durante años y años ha ido acumulando durante la preparación de diferentes probióticos  (fermentos). 


Miguel viene del mundo de la agricultura, primero en el contexto familiar en La Rioja. Con veintitantos años viaja a Londres donde conoce otras formas de agricultura, que van más allá de la sostenibilidad y que implican un gran respeto a la Madre Naturaleza, ya que su objetivo no es solo “sostener”, sino “regenerar” los ecosistemas como la permacultura. En ese entorno se centra en diversos voluntariados con el ánimo de aprender sobre agricultura regeneradora y se topó con el mundo fascinante de los abonos fermentados, mundo en el que comenzó a ver los resultados  de los fermentos y a familiarizarse con ellos, a la vez que sus amigos le fueron introduciendo en el mundo de los alimentos y bebidas fermentados . Hasta que en un momento dado hizo una conexión entre alimentos y abonos, al constatar que los fermentos son elementos que  amplían la vida  de las bacterias de la tierra y del intestino.


En los últimos años Miguel se ha ido especializando en fermentos relacionados con plantas resilientes, que son capaces de vivir en lugares con clima extremos. Plantas como las chumberas, los robles, las  encinas o los eucaliptos. Árboles cuyos frutos crecen en entornos de resiliencia, como las olivas, las bellotas o los higos y que aunque están absolutamente desaprovechados, ayudan especialmente al ser humano a tener mejor salud mejorando su  sistema inmunológico con su  gran carga de nutrientes


MIguel Angel vive en Villanueva de la Vera y su pasión son los probióticos a  los que dedica su tiempo en su propio huerto ecológico familiar de autoabastecimiento,  con el fin de  obtener los ingredientes  necesarios para sus fermentos, para después tratarlos en su cocina-laboratorio con el objetivo de compartirlos con sus amigos y a partir de ahora con los mindfoodlandeses.