ESCUCHA TU MICROBIOMA

Escucha a tu microbiota  y regalale  bióticos  


Los 39 trillones de microorganismos que conforman tu microbiota  tienen mucho que decirte si les escuchas.  Y para que puedan trasladarte su estado, la tecnología de secuenciación del adn de tu microbiota permite  saber que alimentos les sienta bien a las cepas benignas de tu intestino  y que alimentos ayudan a reducir las cepas malignas que cohabitan en tu intestino.
Pero escuchar como sabes no es oír. “Escuchar  es prestar atención  a lo que se oye”, según lo define  la Real Academia Española. Para poder escuchar a tu microbiota, no solo tienes que conocer su estado vía tests, sino poner en práctica lo que estos te trasladan. Normalmente lo que los test van sugerir es que ingieras muchos más probioticos y prebioticos. 


Los Probióticos 


Los probióticos son alimentos ( o suplementos) que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias “buenas” (microbiota normal) del cuerpo. 
Los probióticos se encuentran en alimentos como el kéfir, el chucrut , la Kombucha, el tempeh, los encurtidos, el Kimchi, el queso crudo, el pan de masa madre, el miso y las microalgas.


El efecto protector de estos microorganismos se realiza mediante 2 mecanismos: el antagonismo que impide la multiplicación de los patógenos y la producción de toxinas que imposibilitan su acción patogénica. Este antagonismo viene  dado por la competencia por los nutrientes o los sitios de adhesión. Mediante la inmuno-modulación protegen al huésped de las infecciones, induciendo a un aumento de la producción de inmunoglobulinas, aumento de la activación de las células mononucleares y de los linfocitos.


Los Prebióticos 
Los prebióticos no son organismos vivos, sino un tipo de fibra no digerible son alimentos (generalmente con alto contenido de fibra), que actúan como nutrientes para la microbiota humana. Los prebióticos se utilizan con la intención de mejorar el equilibrio de estos microorganismos al tener efectos beneficiosos sobre la salud al estimular el crecimiento de una clase específica de bacterias del colon.
Los alimentos con prebióticos son los siguientes:

  • Alcachofas, achicoria y banana: contienen inulina, un prebiótico natural
  • Legumbres, patata y boniato: poseen rafinosa y estaquiosa.
  • Ajo, cebolla y puerro: poseen derivados de inulina y fructooligosacáridos
  • Trigo, avena y cebada: poseen inulina.
  • Espárrago: posee fructooligosacáridos

Simbióticos

La combinación de prebióticos con probióticos se ha definido como simbiótico. Combinación que  beneficia al huésped mediante el aumento de la supervivencia e implantación de los microorganismos vivos  en el sistema gastrointestinal.


Psicobioticos
Pero no todos los probióticos y prebióticos son iguales, y la mayoría no muestra unos efectos psicobióticos claros y activos. Unos y otros se han de tomar con mesura y dentro de una dieta equilibrada, puesto que una dosis excesiva de prebióticos, por ejemplo, puede producir ansiedad.

Plátanos y manzanas 

Microbiólogos de la Universidad de Yale (EE. UU.) demostraron que los plátanos, las manzanas y las pasas pueden aumentar una variedad de la flora, la ácido láctica.

Kefir 

No es un yogur más. La principal diferencia es que, entre otras bacterias saludables, también cuenta con Lactobacillus kefiranofaciens, que aumentará los niveles de triptófano y serotonina, los transmisores del bienestar.

Curcuma 

La dieta occidental (alta en grasas, baja en fibra) produce un aumento de unas toxinas, los lipopolisacáridos (LPS), que pueden provocar ansiedad, síntomas depresivos o pérdida de memoria. Los alimentos que tienen un efecto beneficioso sobre la microbiota y los LPS son: el chocolate, el café, el té verde, las fresas y especialmente la cúrcuma.

Cereales integrales 

La salud intestinal depende en gran medida del aporte de fibra, que es quien nutre la flora. La encontraremos principalmente en los cereales integrales, además de en frutas y verduras.

Kombucha 

Esta bebida, que se prepara a partir del fermentado de un hongo, contiene una cepa probiótica, el Gluconacetobacter xylinus, que ayuda a producir una gran cantidad de aminoácidos y enzimas muy útiles para el buen funcionamiento de todo el sistema.
Sopa de mijo 
Es un alimento básico de la cocina japonesa. Esta pasta elaborada con soja fermentada se encuentra dentro de los alimentos probióticos claves.

Chucrut 

Esta col fermentada posee grandes cantidades de bacterias probióticas, como Lactobacillus y Bifidobacterium, que restablecen el pH intestinal y mejoran la absorción de nutrientes.
Higos, uvas y ciruelas 
Son ricas en elementos fermentativos a partir de sus propios microorganismos.

La leche materna 

Es un excelente probiótico, repleto de una gran variedad bacteriológica. Posee un probado efecto sobre la maduración del sistema inmune del bebé y el desarrollo neuronal y cognitivo a largo plazo de la persona.

Los enemigos de la microbiota 

Algunos hábitos pueden perjudicar la flora y acabar afectando a nuestro equilibrio emocional.
  1. El exceso de azúcar. Provoca una excesiva fermentación de los hidratos de carbono y causa ansiedad e irritabilidad.
  2. Los aditivos alimentarios. Al igual que otros componentes de los alimentos procesados, tienen un efecto “detergente” y alteran la relación entre el moco intestinal y las bacterias, con el riesgo de provocar inflamación y obesidad.
  3. El estrés. Altera los microbios intestinales. Además, igual que los antiácidos, reduce la acidez gástrica, que posee efectos sobre la salud mental. El jengibre, la canela y el regaliz contribuyen de forma natural a equilibrar esos niveles.
  4. El estreñimiento. Produce a partir del tercer día una disminución en la concentración de Lactobacillus y Bifidobacterium, y un aumento de la ansiedad y síntomas depresivos.
  5. Los antibióticos. Si no nos vemos obligados a tomarlos, hay bactericidas naturales que no perjudican la flora, como son el aceite de orégano, el del árbol del té, la hoja de olivo y el ajo, entre otros.

En mindfoodland te ayudamos a interpretar toda esta información y a alcanzar tus objetivos, ya que no solo ponemos a tu disposición sistemas de medición del estado de  las cepas que habitan tu intestino, sino que también te ayudamos a hacer el viaje de  cambio de hábitos que probablemente requerirá tu microbiota.   


Algunos de nuestros clientes nos han enseñado a través de su propia experiencia  cómo mejorar el camino para implementar los cambios nutricionales.


Nuestra encuesta te llegará junto con el kit para que recojas tus heces, en el que hemos trabajado para que sea lo más higiénico posible, para que no tengas que entrar en contacto directo con tus residuos. No te preocupes, tienes 2 semanas para contestar, desde que nos mandas el kit con tus heces,  mientras trabajamos en la secuenciación del adn  de tus microorganismos. Date tiempo y contesta con precisión.


Es fundamental que seas sincero y que no pienses es una pérdida de tiempo. De tus respuestas depende como los mindfoodexperts escucharan para guiarte los resultados de las pruebas de microbioma. 
Y, si mientras transcurren las 2 semanas para que  te lleguen los resultados puedes empezar a educarte en nuestros mindfoodtalleres sobre nutrición consciente viva y de precisión mejor que mejor , ya que todos estos conocimientos te ayudarán al cambio.


Muchos de nuestros clientes nos han dicho que lo que mas les ha ayudado son las micro video pildoras sobre  alimentación consciente que duran 2.5 minutos y que resulta se ponen varias veces al día para desconectar de su dia a dia. Una de nuestras pacientes nos contó que  salia a terraza de su oficina con móvil y cascos, y que se dedicaba 5 minutos, como cuando fumaba. Y que volvía  a su puesto de trabajo serena y reconfortada. 


Cuando te lleguen los resultados del test,  uno de nuestros mindfoodexperts se pondrá en contacto contigo para en función de los  objetivos que hayas recogido en la encuesta  ayudarte a interpretar lo que escuchas sobre tu microbiota en el test.


Y ahí comienza tu reto de verdad. Ya que habrá alimentos que el test sugiere no consumas, después de toda una vida de hacerlo. Difícil,no? Pero no imposible. Para facilitarte esa parte del  camino ponemos a  tu disposición múltiples  técnicas de mindfood o alimentación consciente,  además de una dieta a tu medida rica en probioticos y prebioticos.  den a ser consciente de tu alimentación, sus ventajas y desventajas, de forma que puedas cambiar tus hábitos sin sufrimiento. 
Referencias 

  1. Entrevista a Jeffrey Gordon https://www.micof.es/ver/22060/entrevista--jeffrey-gordon--biologo-en-la-era-de-la-medicina-de-precision--debemos-estudiar-nuestros-microbios-y-sus-genes.html 
  2. Artículo de María Corisco. Directora de la seccion de  Alimente en El Confidencial https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2020-02-23/psicobioticos-microbiota-bacterias-depresion-estres_1847534/https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2020-02-23/psicobioticos-microbiota-bacterias-depresion-estres_1847534/

Que pases un buen dia 
Los mindfoodlandeses