Blog

  • SERENIDAD LABORAL

    Los niveles de cortisol, generados por la ansiedad y el estrés derivados del coronavirus están en el nivel colectivo más alto jamás alcanzado por  la humanidad. Las noticias negativas y los  continuos cambios de  normativa y las pérdidas económicas por venir  están llevando a la sociedad a unos niveles de liberación de cortisol nunca vistos. Y si no te has percatado  mira y escucha  a tu alrededor.
  • ESCUCHA TU MICROBIOMA

    Los 39 trillones de microorganismos que conforman tu microbiota  tienen mucho que decirte si les escuchas.  Y para que puedan trasladarte su estado, la tecnología de secuenciación del adn de tu microbiota permite  saber que alimentos les sienta bien a las cepas benignas de tu intestino  y que alimentos ayudan a reducir las cepas malignas que cohabitan en tu intestino.
    Pero escuchar como sabes no es oír. “Escuchar  es prestar atención  a lo que se oye”, según lo define  la Real Academia Española. Para poder escuchar a tu microbiota, no solo tienes que conocer su estado vía tests, sino poner en práctica lo que estos te trasladan. Normalmente lo que los test van sugerir es que ingieras muchos más probioticos y prebioticos. 
  • BAÑOS DE BOSQUE

    En mindfoodland, en nuestro camino hacia la propagación  del movimiento para la alimentación consciente,viva y de precisión, nos hemos topado con un valle mágico  en el norte de Cáceres  y al sur de Ávila, regado por el Río Tiétar, desde el que en colaboración con las múltiples casas rurales de la zona pretendemos hacer de este valle singular en las estribaciones  de la cara sur de Gredos  “El Valle de la Alimentación Consciente”
  • MINDFOOD Y EPIGENETICA

    ¿Sabías que practicando la alimentación consciente puedes modificar tu ADN a tu favor?


    Uno de los mejores ejemplos para entender este capacidad del ser humano es el caso del ADN de  los gemelos idénticos. Aunque comparten una información genética idéntica, a medida que se hacen mayores, adquieren características que los diferencian, pueden padecer enfermedades diferentes y tener una longevidad diferente. Esto se debe sobre todo al hecho de que, a lo largo de la vida, cada uno se expone a entornos, experiencias y estilos de vida y de alimentación  particulares que dejan huellas divergentes alrededor del ADN idéntico que comparten. Durante muchos años, los científicos pensaron que la información genética recibida al nacer determinaba todas nuestras características de por vida. Hoy en día, gracias a la epigenética, sabemos que, en realidad, la información genética presenta un importante nivel de flexibilidad a lo largo de toda la vida. Hoy día sabemos que existe un epigenoma además de un genoma.